Pasar al contenido principal

Así fue la primera temporada de MANADA, la escuela de periodismo cultural en Bogotá

Así fue la primera temporada de MANADA, la escuela de periodismo cultural en Bogotá

Para esta edición se seleccionaron 15 proyectos que recibieron formación en periodismo cultural, emprendimiento y sostenimiento.
Nicolás Hernández Gómez - @nicolashergosum

En su interés por contar Bogotá desde el periodismo, las artes y la cultura, el Instituto Distrital de las Artes - Idartes creó MANADA, una plataforma digital y de formación en periodismo cultural, pensada para los jóvenes que quieren hablar de lo que ocurre en los barrios, los territorios y las localidades de la ciudad. 

La primera versión de MANADA, desarrollada en el 2021 y en alianza con el medio Pacifista!, brindó formación en periodismo cultural y ciudadano para medios locales, artistas, gestores culturales y colectivos. 

74 medios de diferentes localidades de Bogotá acudieron a la convocatoria que buscaba las mejores iniciativas de periodismo cultural. Fueron 15 proyectos los elegidos para participar en una formación que giró alrededor de cuatro talleres dictados por expertos en periodismo cultural, emprendimiento y sostenimiento. 

A lo largo del proceso, los participantes tuvieron retroalimentación constante para fortalecer sus iniciativas y convertirlas en medios sostenibles.

Luego de un exitoso proceso de formación, la revista cultural Laguna Negra, con el proyecto Espacio doméstico como cuerpo danzante, fue seleccionada como la ganadora de la primera temporada de MANADA por presentarse como un medio innovador que fomenta el pensamiento crítico desde la literatura, busca vincular a su audiencia en el medio y tener un impacto local en su trabajo a partir de distintos formatos. Como premio recibió un incentivo económico para continuar los objetivos de su proyecto.

“Con el dinero del premio hicimos un montaje para el ‘performance’ final del proyecto que consistía en una danza improvisada”, cuenta Paola Montero, líder de la iniciativa Espacio doméstico como cuerpo danzante y periodista de la revista cultural Laguna Negra. 

Su iniciativa se propuso explorar la experiencia de las personas en la danza contemporánea durante la pandemia, mediante el uso de  herramientas del periodismo performático, que reforzó en la formación de MANADA. 

“Trabajamos por dos meses con la bailarina Hilse León para construir un montaje en el que me presentaría bailando danza improvisada —dice Montero— La idea era explorar distintos estados del cuerpo y del movimiento en situación de confinamiento”.

Para desarrollar su iniciativa, Montero y su equipo exploraron diferentes formas de lenguaje que le permitieron comunicar de manera más amplia y existencial su experiencia en el baile. De allí surgieron una serie de crónicas que relatan su historia con la danza contemporánea acompañadas de piezas visuales creadas por Camilo Calderón, director de Laguna Negra, entre las cuales hay ilustraciones y fotografías de Ángel Carrillo. 

La revista cultural Laguna Negra, con el proyecto Espacio doméstico como cuerpo danzante, fue elegida como ganadora de la primera temporada de MANADA debido a su apuesta por el periodismo performático combinado con la crítica cultural. 

Asimismo, fue reconocida por los jurados como un “medio que acredita experiencia periodística y la única iniciativa que mostró un énfasis importante en la crítica cultural, la cual es necesaria para la transformación urgente que demanda la sociedad”.

Otros participantes que se destacaron durante la primera temporada de MANADA fueron Roleando, una productora audiovisual ganadora de una beca que otorga la Orquesta Filarmónica de Bogotá para crear un documental web con enfoque de género. Sobresalió también el medio CanalAfro por su propuesta de divulgación de los eventos de la comunidad afrodescendiente en Bogotá. Por último, el proyecto La cuarta raya del tigre fue reconocido por incentivar la lectura y escritura creativa en su comunidad.